Horizon Lines despide gerente por conducta sexual; este demanda alegando ser víctima de hostigamiento sexual

Horizon Lines despide gerente por conducta sexual; este demanda alegando ser víctima de hostigamiento sexualDescarga el documento: Pérez v. Horizon Lines, Inc.

En el 2010, Horizon Lines despidió a quien fue su Gerente de Patio en el muelle de San Juan, el Sr. Vladimir Pérez, por este infringir el Código de Conducta y Ética Empresarial.

Todo comenzó cuando la Gerente de Recursos Humanos, Sra. Grace Acevedo, recibió un correo electrónico anónimo que contenía una foto de un hombre, de la cintura hacia abajo, mostrando sus genitales. El correo electrónico anónimo alegaba que la foto era del Gerente de Patio, el Sr. Pérez.

Posteriormente, la Sra. Acevedo recibió de la misma manera una foto que supuestamente era la misma foto enviada anteriormente, pero mostrando al hombre de la cintura hacia arriba. Según la narrativa de los hechos, en la foto se identifica fácilmente que es el Sr. Pérez.

Luego de que la Sra. Acevedo alertara al Vicepresidente de Recursos Humanos, quien alertó al Gerente del Puerto de Puerto Rico, se lanzó una investigación preliminar sobre el asunto.

De la foto surgió, por lo que se ve al fondo, que la misma se tomó en los predios del puerto, en propiedad de Horizon Lines. Adicional a esto, el gerente determinó que dicha foto se tomó más o menos un año antes de la investigación por los muebles que se observaban allí. Luego de discutir dichos hallazgos, reunieron al Sr. Pérez con la Sra. Acevedo y Jacob Wegrzyn, Gerente General de Horizon Lines en Puerto Rico, lo confrontaron sobre la foto, y lo suspendieron en lo que se investigaba el asunto formalmente.

Durante la investigación, Víctor Ortega, empleado de Horizon Lines, admitió haber tomado las fotos, e indicó que el de la foto era el Sr. Pérez. Otros empleados dijeron reconocer al Sr. Pérez en la foto de la parte de abajo del cuerpo. Muchos dijeron haber escuchado sobre la existencia de la foto, y que se decía que era el Sr. Pérez.

En adición, algunos de ellos hicieron un recuento de las veces en que habían visto a Pérez exponer sus genitales en propiedad de la compañía. Los empleados describieron el ambiente de trabajo en Horizon Lines como uno sexualmente cargado, del cual el Sr. Pérez participaba consistentemente.

Tomando todo esto en consideración, Horizon Lines determinó despedir al Sr. Vladimir Pérez. Todo esto que surgió de la investigación infringía el Código de Conducta y Ética Empresarial de Horizon y el Sr. Pérez conocía del Código.

El Sr. Pérez, por su parte, demandó a la compañía, alegando ser víctima de hostigamiento sexual en sus modalidades de ambiente hostil y quid pro quo, particularmente de parte de la Gerente de Recursos Humanos, la Sra. Grace Acevedo.

El Sr. Pérez alegó que la Sra. Acevedo constantemente le hacía acercamientos que él entendía como sexuales. Por ejemplo, alegó que en las fiestas de navidad de la compañía de 2006 y 2007, la Sra. Acevedo intentó hacerlo bailar con ella. Alegó también que luego de un juego de softball de la compañía, estando en una barra, la Sra. Acevedo le escondió las llaves cuando él estaba presto a marcharse. Según el Sr. Pérez, la Sra. Acevedo le dijo que las llaves estaban en sus pantalones, y que fueran a su casa a sacarlas. En otra ocasión, según el Sr. Pérez, la Sra. Acevedo lo llamó a su oficina y le leyó los caracoles mientras le agarraba las manos y brazos de manera sugestiva.

Finalmente, el Sr. Pérez alegó que durante el 2010, la Sra. Acevedo le solicitaba que llevara pan de maíz y dulces de panadería a su oficina. Según la alegación, la solicitud incluía que los llevara personalmente y calientes.

El Tribunal Federal para el Distrito de Puerto Rico desestimó la demanda sumariamente por entender que no se configuraba la causa de acción por hostigamiento sexual bajo ninguna de sus modalidades.

El Tribunal de Apelaciones para el Primer Circuito confirmó el dictamen. El Primer Circuito solo consideró los sucesos de 2010, ya que los demás sucesos habían prescrito, aunque entendían que los sucesos que alegó surgieron anteriormente “coloreaban” el contexto y significado de la solicitud alegada.

En primer lugar, el Primer Circuito hizo hincapié en el hecho de que el Sr. Pérez nunca llevó pan de maíz y dulces de panadería a la oficina de la Sra. Acevedo, sino que los llevó un empleado de la unión, y así lo solicitó la Sra. Acevedo. Por ello es difícil concluir que la solicitud fuese dirigida al Sr. Pérez con alguna intención sexual. Con ello, el Primer Circuito desechó la modalidad de quid pro quo alegada por el Sr. Pérez.

Luego, al analizar los mismos hechos bajo la luz del ambiente hostil, el Primer Circuito determinó que la solicitud de pan de maíz y dulces de panadería no mostraba por sí sola la existencia de un ambiente humillante, ni ofensivo por lo que no podrían concluir que interfiriera razonablemente con el trabajo del Sr. Pérez. A su vez rechazaron la teoría de que la solicitud constituyera una continuación de los sucesos anteriores prescritos, porque el “suceso ancla” debe ser discriminatorio para que se pueda considerar junto a las demás alegaciones.

Al final, el Primer Circuito analizó si procedía una acción bajo la Ley 80 por despido injustificado. El Tribunal entendió que Horizon Lines contempló la totalidad de la prueba recopilada durante su investigación para despedir al Sr. Pérez, y no solo las fotos enviadas anónimamente. Dicha prueba incluía las alegaciones de que constantemente mostraba sus genitales en el lugar de trabajo y el hecho de que participaba en propiciar un ambiente sexualmente cargado.

El Primer Circuito concluyó que la razón del despido era justa, ya que se basaba en las propias acciones y conducta del Sr. Pérez.

Reseña por el Lcdo. Cristian González

A %d blogueros les gusta esto: