Ley de Puerto Rico

Cuidador designado por paciente dado de alta estará a cargo del cuidado post hospitalario

Descargar documento: Crea la la Ley de Capacitación, Asesoría y Registro de Cuidadores (CARE)

Requiere que las instalaciones médico-hospitalarias permitan que los pacientes designen a un cuidador, y que esta información sea incluida en el expediente médico al ser ingresados al hospital. Dispone que los hospitales impartirán instrucciones estructuradas a los cuidadores y al paciente para su cuidado post hospitalario antes de transferirle o darle el alta.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

En Puerto Rico hay miles de personas que prestan diferentes niveles de servicios no remunerados a adultos con limitaciones funcionales o cognitivas para llevar a cabo sus tareas diarias. En una encuesta efectuada por AARP de Puerto Rico, un setenta y siete por ciento (77%) de los participantes, adultos mayores de cuarenta y cinco (45) años, manifestaron ser o haber sido cuidadores de un ser querido adulto por motivo de enfermedad, edad avanzada o limitación funcional física o mental. En Puerto Rico, los cuidadores familiares en su totalidad brindan servicios no remunerados cuyo valor monetario equivalente pudiera estimarse en millones de dólares al año. A menudo, los cuidadores son familiares inmediatos del paciente. Sin embargo, también pueden ser amistades u otros miembros de la comunidad. A la mayoría de los cuidadores se les pide que asistan a la persona en las actividades diarias básicas, tales como moverse, comer y vestirse. No obstante, a muchos otros se les requiere llevar a cabo diariamente tareas asistenciales más complejas tales como acompañar a la persona a citas médicas, manejar equipos médicos de asistencia al paciente y monitorear el consumo de medicamentos recetados. Además ayudan a la persona en la coordinación con otros recursos y proveedores de servicios en la comunidad. Independientemente de la gran importancia que tienen los cuidadores en el cuido diario de las personas, a muchos no se les incluye al momento de discutir el plan para el cuidado individualizado de los pacientes desde el momento que ingresan al hospital. Una vez los pacientes son dados de alta, sus respectivos cuidadores reciben poca o ninguna información acerca del estado de salud y cuidado post hospitalario y plan para el cuidado individualizado que se espera que se realice con el paciente para garantizar la continuidad y recibir el mejor cuidado en el hogar.Los Centros de Servicios Medicare y Medicaid a nivel federal (CMS, por sus siglas en inglés) estiman que anualmente se gastan unos diecisiete mil millones de dólares (17,000,000,000) en fondos de Medicare por concepto de rehospitalizaciones innecesarias. Además, muchos hospitales en los Estados Unidos quieren evitar la imposición de penalidades por concepto de rehospitalizaciones bajo la «Ley de Protección del Paciente» y la «Ley Federal del Cuidado de Salud a Bajo Precio» (Affordable Care Act, ACA, por sus siglas en inglés).

En el caso de Puerto Rico, debemos estar preparados para enfrentar con éxito los retos de la creciente población de adultos mayores y de otros adultos con múltiples enfermedades crónicas preexistentes, que dependen de tratamientos complejos y múltiples medicamentos, con gran necesidad de servicios y asistencia a largo plazo. Resulta imperante desarrollar métodos para que los(as) cuidadores(as) puedan continuar apoyando a sus seres queridos en el hogar y la comunidad, ya que redunda en mejorar resultados en el estado de salud de estos y ayuda a reducir los costos en la prestación de servicios de salud a causa de las rehospitalizaciones. En el estudio de AARP de Puerto Rico antes citado, casi todos los encuestados, adultos mayores de cuarenta y cinco (45) años a cargo del cuido de un ser querido de edad mayor, favorecieron la propuesta de que las instituciones médico hospitalarias hicieran constar el nombre del(de la) cuidador(a) como parte del expediente médico, lo mantuvieran informado sobre la condición del paciente y proveyeran capacitación previo al alta sobre las tareas básicas de cuido post hospitalario que le correspondería brindar al(a la) cuidador(a) una vez el paciente regrese a su hogar.

Por tanto, es la intención de esta Asamblea Legislativa que esta iniciativa de paso a la inclusión de los(as) cuidadores(as) en el plan de cuidado individualizado y centrado en el paciente desde la fase de admisión en una institución médico hospitalaria y durante la planificación del alta y que estos(as) reciban la preparación que necesitan para participar activamente en la continuidad del cuidado post hospitalario. De esta manera, podrán colaborar estrechamente con los proveedores de salud primaria y especialistas a cargo del paciente para garantizar la continuidad del cuidado de sus familiares y otros seres queridos.

A %d blogueros les gusta esto: