Abogadas que son madres exponen los retos durante el trabajo remoto

Visita nuestro Observatorio COVID-19 en Puerto Rico

Para enero del 2020 había 432 mil mujeres empleadas en Puerto Rico, según la Informe de Empleo y Desempleo del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH).

Al menos, 115 mil mujeres empleadas se encuentran entre los 35 y los 44 años. No existe datos sobre cuántas mujeres estén trabajando remoto desde sus hogares. Sin embargo, podemos inferir que muchas mujeres están trabajando a tiempo completo a la vez que asumen maternidades.

La licenciada Katherine González-Valentín es socia capital, miembro del comité ejecutivo, dirige del departamento de derecho laboral del bufete Ferraiuoli y, además, es madre de una menor de un año y seis meses.

Aunque llevó un juicio a un mes de dar a luz, para la licenciada González-Valentín, el reto más grande de su vida ha sido intercalar todos sus roles desde su casa en medio de una cuarentena.

“Esto es usar una mano para cargar a mi hija y otra para escribir. La gente desde afuera no se imagina lo que es ser una madre profesional. No se imaginan el reto de tener las oficinas corriendo desde las casas”, sostuvo.

“Yo creo que el nivel de sensibilidad al rol de madre ha aumentado y el hecho de que sea socia capital y esté en el comité ejecutivo abre la puerta a que los socios vean el reto. Todos los socios ven el día a día. Mi hija dice hola y llora”, agregó.

La licenciada Maristella Collazo-Soto es socia capital de Ferraiuoli, presidenta del comité de reclutamiento, vicepresidenta del grupo de propiedad intelectual y la mamá de un niño de seis meses y uno de dos años y seis meses.

“Yo lo cojo día a día. Yo hago lo más que humanamente sea posible día a día”, explicó. Para Collazo-Soto, las palabras claves para atender el reto son el balance y la flexibilidad.

Sugerencias para patronos

La directora del departamento laboral de Ferraiuoli propuso que los patronos desarrollen espacios o redes para que las madres y padres que estén trabajando de forma remota compartan los retos y las ideas para atenderlos.

La abogada laboral también urgió la comprensión de que el trabajo en el hogar no incluye un entorno perfecto y en silencio como en la oficina.

Además, explicó que los bufetes y los patronos en general deben sensibilizar la práctica durante el trabajo remoto porque “van a salir familiares llamando, perros ladrando e hijos llorando”.

La vicepresidenta del grupo de propiedad intelectual de Ferraiuoli recomendó espacios virtuales para que los grupos se conecten y puedan hablar de cosas más livianas y grupos de apoyo para que las y los abogados puedan discutir cómo delegar, supervisar y trabajar mejor.

A palabras de Collazo-Soto, los bufetes y los patronos en general van a tener que manejar o repensar las expectativas que tienen sobre los profesionales que tienen hijos en casa.

La abogada de propiedad intelectual puntualizó que el trabajo en equipo será una clave para apoyar la gestión de las abogadas y abogados que ejercen sus maternidades o paternidades a la vez que trabajan a tiempo completo desde sus casas.

Adultos mayores en el hogar

La abogada Yaneili Costa, quien es líder de proyectos en Agile Document Review, expuso que el reto durante el trabajo remoto en la cuarentena ha sido trabajar junto a su madre de 67 años.

“Es complejo porque a veces me interrumpe. Es difícil porque a veces no entienden la frontera de que estoy trabajando”, agregó.

De acuerdo con Costa, la flexibilidad en el horario que le ofrece su compañía ha sido la clave para cumplir con el reto de tener un adulto mayor en casa y trabajar a tiempo completo. La abogada también recomendó que en estos casos es importante crear más de un espacio de trabajo para moverse y transcurrir por la casa.

¿Aún no estás suscrito(a) a Microjuris? Házlo aquí. ¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Házlo en nuestra sección de cursos en línea.

A %d blogueros les gusta esto: