Proponen medidas por aumento en explotación sexual infantil

Visita nuestro Observatorio COVID-19 en Puerto Rico

El pro-bono Trata y Tráfico de Humanos de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico (UPR) exhortó a los padres, madres y tutores a tomar las recomendaciones de las autoridades para proteger a los menores de depredadores sexuales que hacen uso de las plataformas sociales.

El pro-bono explicó en declaraciones escritas que tras la pandemia por COVID-19 hubo una avalancha en el material de explotación sexual infantil y de depredadores en búsqueda de posibles víctimas en las plataformas electrónicas.

“Con frecuencia los depredadores hacen uso de las plataformas más populares para encontrar menores vulnerables. Tales plataformas, también son utilizadas por los distribuidores para encontrar comunidades de estos depredadores y publicar y/o incitar a conseguir más material ilegal”, explicó el pro-bono.

El pro-bono de la Escuela de Derecho de la UPR recomendó que se sigan las medidas que propuso el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) para evitar que los menores sean víctimas de depredadores. Algunas de las medidas son:

  • Discuta la seguridad en internet con niños(as) de todas las edades cuando realizan actividades en línea
  • Revise y apruebe juegos y aplicaciones antes de descargarlos
  • Asegúrese de que la configuración de privacidad esté establecida en el nivel más estricto posible para los sistemas de juegos en línea y los dispositivos electrónicos
  • Controle el uso de internet de sus hijos(as) y mantenga los dispositivos electrónicos en una sala abierta
  • Verifique los perfiles de sus hijos(as) y lo que publican en línea
  • Explique a sus hijos(as) que las imágenes publicadas en línea estarán permanentemente en la internet
  • Asegúrese que los niños(as) sepan que cualquier persona que le pida a un niño que participe en una actividad sexual explicita en línea debe ser reportada a un padre, madre, tutor u otra persona adulta de confianza y a la policía
  • Recuerde que las víctimas no deben tener miedo de avisarle a la policía si están siendo explotadas sexualmente. No es un delito que un niño(a) envié imágenes sexualmente explícitas a alguien si se ven obligados a hacerlo

Para denunciar la trata de personas y la explotación de menores puede comunicarse al número local del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) al (787) 729-6969, a la Comisión de Derechos Civiles al (787 )764-8686 o al National Human Trafficking Hotline al +1 (888) 373-7888.

Varios padres consternados han expresado que los distribuidores o depredadores utilizan términos abreviados con las iniciales “C.P.” (child pornography) y el código “caldo de pollo”.

¿Aún no estás suscrito(a) a Microjuris? Házlo aquí. ¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Házlo en nuestra sección de cursos en línea.

A %d blogueros les gusta esto: