NOTICIAS

Encarcelado sin fianza por «peligro para la comunidad»

Se declara no culpable Félix Verdejo.

Por Daniel Rivera Vargas

El boxeador Félix Verdejo Sánchez se declaró hoy no culpable en el Tribunal Federal para el Distrito de Puerto Rico, tras la acusación emitida por un gran jurado federal la semana pasada por el asesinato de su expareja embaraza, Keishla Rodríguez Ortiz.

En una vista de lectura de acusación y fijación —por videoconferencia— celebrada hoy a las 11:00 a.m., la magistrada Camille Vélez Rivé también determinó que Verdejo Sánchez debía permanecer ingresado en prisión sin fianza, luego que su defensa no rebatió la alegación de la fiscalía, representada por Jonathan Gottfried, de que el acusado representa «un peligro para la comunidad».

«El acusado permanecerá ingresado sin fianza por representar un peligro a la comunidad», dijo la magistrada.

En la breve vista, Verdejo, usando una intérprete para traducir sus palabras de español al inglés, contestó algunas preguntas a la magistrada.

El acusado juró decir la verdad, se identificó, dijo que tenía 27 años, que se graduó de escuela superior, negó haber sido tratado médicamente o haber usado narcóticos o alcohol en las pasadas horas, y dijo que aceptaba participar de la vista mediante el mecanismo de videoconferencia, como se celebran muchos procesos en este periodo de la pandemia.

La magistrada determinó que Verdejo estaba competente para la celebración de la audiencia.

El jefe de la fiscalía federal, Stephen Muldrow, anticipó hace varias semanas que este caso cualifica para pena de muerte. El abogado especialista en casos de pena de muerte, David Arthur Ruhnke, se unió a la litigación del caso, junto a la criminalista Laura Maldonado y el letrado José F. Irizarry Pérez.

Verdejo Sánchez fue acusado el pasado 6 de mayo por un gran jurado federal junto a Luis Cadiz Martínez, quien está cooperando con las autoridades y hoy, pero a las 2:00 p.m., comparecerá ante la magistrada Vélez Rivé para su lectura de acusación.

Según el pliego acusatorio, «cada acusado intencionalmente mató a la víctima» y «cada acusado cometió su ofensa de forma especialmente atroz, cruel y depravada que causó serio abuso físico a la víctima».

El gran jurado los acusó a ambos por los cargos de carjacking y secuestro, que resultó en la muerte de una persona, y por la muerte de un no-nacido.

Además, Verdejo fue acusado con otro cargo: el uso de un arma de fuego para cometer un crimen violento.

El crimen ocurrió el pasado 29 de abril, cuando se alega que el púgil profesional yex integrante de la delegación olímpica de Puerto Rico atacó a su expareja al drogarla, golpearla, amarrarla con un bloque, lanzarla desde un puente y dispararle.

En toda esta cobertura siempre es importante destacar que una acusación no es una prueba de culpabilidad.

Se presume que los acusados son inocentes hasta que se demuestre su culpabilidad, más allá de duda razonable.

¿Ya te suscribiste a Microjuris?