NOTICIAS

Texas demanda a EEOC por baños y pronombres

Descarga la demanda.

El estado de Texas demandó a la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC, por sus siglas en inglés) para que un tribunal declare ilegal la guía que emitieron sobre protecciones contra la discrimen laboral por orientación sexual o identidad de género.

Descarga la demanda.

Texas, por voz de su fiscal general, también le solicitó al tribunal federal estatal que anule la guía, emita medidas cautelares que prohíban a la EEOC hacer cumplir la guía o, como alternativa, posponga la fecha de vigencia de la guía.

¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Hazlo en nuestra sección de cursos en línea.

La guía del 15 de junio interpretó la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos en Bostock v. Clayton County, donde la corte sostuvo que la prohibición del discrimen por sexo del Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964 incluye el discrimen laboral por orientación sexual o identidad de género.

La guía establece que los patronos no pueden negar a un empleado la igualdad de acceso a un baño, vestuario o ducha que corresponda con su identidad de género.

En otras palabras, si un empleador tiene baños, vestuarios o duchas separados para hombres y mujeres, todos los hombres (incluidos los hombres trans) deben poder utilizar las instalaciones de los hombres y todas las mujeres (incluidas las mujeres trans) deben poder utilizar las instalaciones de las mujeres.

Escucha nuestro podcast: ¿Cuáles son tus pronombres?, con la Lcda. Victoria Rodríguez Roldán y el Lcdo. Jaime Sanabria

La EEOC también plantó en su guía que el uso intencionado y repetido del nombre y los pronombres incorrectos para referirse a una persona trans podría contribuir a crear un entorno de trabajo ilegalmente hostil. Para que se convierte en una situación ilegal, la conducta debe ser grave o generalizada, creando un entorno de trabajo que una persona razonable consideraría intimidante, hostil y ofensiva. 

De acuerdo con el estado de Texas, las políticas sobre los baño, el código de vestimenta y los pronombres que pueda tener un patrono no tienen nada que ver con la decisión del Tribunal Supremo federal en Bostock v. Clayton County.

¿Ya te suscribiste a Microjuris?
A %d blogueros les gusta esto: