NOTICIAS

Junta de Supervisión certificará nueva versión del Plan Fiscal

El Plan Fiscal actualizado refleja la previsibilidad y servicio sostenible de la deuda que proporciona  la confirmación del Plan de Ajuste.

La Junta de Supervisión Fiscal anunció que sus miembros considerarán la certificación del Plan Fiscal actualizado para  Puerto Rico que refleja el Plan de Ajuste del Gobierno de Puerto Rico recientemente confirmado por el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito de Puerto Rico, además de los recientes  aumentos de fondos federales y la recuperación económica de Puerto Rico.

Advierten consecuencias del Plan de Ajuste de la Deuda

«La confirmación del Plan de Ajuste del Gobierno de Puerto Rico realmente permite imaginar un  futuro diferente, un mejor futuro para Puerto Rico», afirmó el presidente de la Junta de Supervisión,  David Skeel. «Aún queda trabajo por realizar. Todavía hay que mantener y mejorar la responsabilidad  fiscal, quedan reformas estructurales por implementar y queda convertir la recuperación de Puerto  Rico en un crecimiento económico a largo plazo. El Plan Fiscal define esos objetivos».

De acuerdo a la Junta de Supervisión Fiscal, el Plan Fiscal actualizado refleja la previsibilidad y servicio sostenible de la deuda que proporciona  la confirmación del Plan de Ajuste.  Más allá de esto, dijeron que el Plan Fiscal actualizado invierte en la estabilidad fiscal de Puerto Rico al destinar $10,300 millones durante los próximos 10 años al  nuevo Fideicomiso de Reserva de Pensiones, de modo que garantiza que las pensiones que se han  prometido en el pasado puedan pagarse en el futuro.

Además, el Plan Fiscal actualizado destina $1,600 millones para mejorar los beneficios de retiro y el seguro médico de los policías durante más  de 30 años.

verano cursos

«El Plan Fiscal actualizado incluye una nueva Agenda de Administración Financiera para Puerto Rico.  La estabilidad resultante del fin de la crisis de la deuda requiere una excelencia constante en la  administración financiera. La implementación de la Agenda de Administración Financiera  garantizará que el Gobierno evite las prácticas pasadas que provocaron la crisis, además de allanar  el camino para dar fin a la Junta de Supervisión conforme con la Ley PROMESA», dijeron.

La Reforma del Servicio Público se complementa con los tan esperados aumentos salariales a través  del Plan de Retribución Uniforme (PRU), y los aumentos salariales para los principales grupos de  empleados que no forman parte del PRU, lo que incluye maestros, oficiales correccionales y  bomberos, por un total de unos $1,800 millones en cinco años.

El Plan Fiscal incluye reformas estructurales para el crecimiento  económico:

  • El Plan Fiscal promueve la participación en la fuerza laboral formal y describe las  oportunidades de desarrollo de la fuerza de trabajo.
  • La Reforma de la Educación se centra en mejorar los índices de graduación y  los resultados de los estudiantes en las pruebas.
  • La Reforma de la Facilidad para Hacer Negocios procura reducir los obstáculos al inicio y  sostenibilidad de los negocios mediante la mejora de los procesos de obtención de permisos,  registro de la propiedad y pago de impuestos.
  • La Reforma del Sector Eléctrico brindará una electricidad más fiable, asequible y limpia.
  • • La Reforma de la Infraestructura mejorará el sector de transportación pública.

El Plan Fiscal actualizado incluye inversiones en el servicio público

  • $10,300 millones para el Fideicomiso de Reserva de Pensiones durante los próximos 10 años; • $3,800 millones para la Reforma del Servicio Público y los aumentos salariales de los  empleados del Departamento de Educación, los bomberos y los oficiales correccionales;
  • • $1,000 millones para el aumento de los beneficios de retiro de los policías, lo que incluye  desde un seguro médico para del retiro hasta la elegibilidad para Medicare.

«La crisis financiera de Puerto Rico ha llegado a un punto de inflexión», declaró la directora ejecutiva  de la Junta de Supervisión, Natalie Jaresko. «Este primer Plan Fiscal, tras la confirmación del Plan de  Ajuste, ya no se centra en la reducción del tamaño del Gobierno. La previsibilidad fiscal que ofrece la  salida de la quiebra, en conjunto con el aumento significativo del financiamiento federal, permite al  Gobierno aumentar los salarios de los empleados públicos e invertir en servicios más eficaces para  el pueblo y los negocios de Puerto Rico».

El Gobierno ha experimentado un aumento de los recursos disponibles, atribuible en gran medida al  incremento del financiamiento federal. Las recientes directrices publicadas por los Centros de  Servicios de Medicare y Medicaid (CMS) aumentaron financiamiento federal  disponible para el programa de Medicaid. En consecuencia, los costos del programa que antes se  preveía financiar con recursos del Gobierno los paga ahora el gobierno federal. Además, la mejora en el recaudo de ingresos locales como resultado de los programas de apoyo a los ingresos relacionados  con el COVID-19 condujo a un crecimiento económico mayor de lo esperado.

Proyecciones del Plan Fiscal

Para este año fiscal 2022, el Plan Fiscal proyecta un aumento del 2.6% del producto nacional bruto  (PNB), seguido de un crecimiento más lento del PNB, del 0.9%, para el año fiscal 2023. El Plan Fiscal  proyecta una contracción limitada en el año fiscal 2024 y un crecimiento real de nuevo en los años  fiscales 2025 a 2028. A medida que los fondos de ayuda para catástrofes y el gasto de los fondos de  estímulo federal y local para el COVID-19 disminuyen considerablemente y las tasas de crecimiento  de las reformas estructurales se reducen, el crecimiento del PNB vuelve a su tendencia histórica  negativa a partir del año fiscal 2029.

Listos para ejecutar el Plan de Ajuste de Deuda

El Plan Fiscal proyecta una inflación de 3.8% (superior a la tendencia) en Puerto Rico para el año  fiscal 2022, cónsona con las tendencias de la economía estadounidense en general, antes de  descender al 2.7% en el año fiscal 2023 y al 1.7% en el año fiscal 2024. Luego, se espera que la  inflación se estabilice en una tasa a largo plazo del 1.5% al 1.9%.

Se proyecta una disminución constante de la población a un ritmo promedio de alrededor del 0.9%  anual debido a una combinación de factores demográficos y de emigración.

¿Te interesó esta noticia? Considera una suscripción a Microjuris.
A %d blogueros les gusta esto: