NOTICIAS

Fallas administrativas y racismo: otras miradas al caso Vaello-Madero

El licenciado Manuel del Valle Colón, del Instituto Interamericano de Derechos Constitucionales, conversó con Microjuris sobre el recurso que presentó ante el Supremo federal.

Nota de la editora: ¿quieres estar al día con lo que sucede en los tribunales de Puerto Rico? Te invitamos a registrarte en nuestro boletín.

Por Daniel Rivera Vargas

Más allá de los controversiales casos insulares, la persona involucrada en la más reciente opinión del Tribunal Supremo de Estados Unidos sobre Puerto Rico, José Luis Vaello-Madero, fue objeto de diversos fallos administrativos por parte del Seguro Social.

Lee el documento aquí

Esa es la postura del licenciado Manuel del Valle Colón, del Instituto Interamericano de Derechos Constitucionales, programa de la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, quien presentó un recurso de amicus curiae, o amigo de la corte, sometidos ante el Supremo ante el caso Vaello-Madero.

verano banner cursos

Del Valle Colón, exjuez administrativo de casos de Seguro Social, indicó que como parte de su recurso de amicus curiae explicó al alto foro que a Vaello-Madero no se le dio la oportunidad de «solicitarle al gobierno que renunciara al derecho que tenían de ir en contra de él», que es una de las opciones que por ley se le debe ofrecer a una persona en un caso de SSI.

El también profesor de la Universidad Interamericana resaltó que el juez Clarence Thomas recogió su argumento durante la argumentación oral. Agregó que él conoce personalmente a Thomas porque ambos estudiaron en Yale y que conoce a Sonia Sotomayor de Princeton.

En esta etapa del proceso, luego de la opinión que les cerró las puertas a los residentes de Puerto Rico al programa de Seguro Social Complementario (SSI, por sus siglas en inglés), el ex juez entiende que una opción sería levantar este mismo argumento, para intentar no pagar los $28,000 que le están cobrado, aunque no era seguro cuál sería la respuesta de la agencia.

Vaello-Madero, el imputado en el caso con el que el Tribunal Supremo reafirmó que el Congreso puede tratar diferente a Puerto Rico que otras jurisdicciones, residía en Nueva York cuando comenzó a recibir los beneficios del programa de SSI, pero se mudó a Loíza a cuidar a un familiar, según tiene entendido el exjuez, sin notificarlo a las autoridades federales. Dijo que Vaello-Madero quizá lo hizo sin saber porque muchos recipientes de beneficios no saben las reglas de esos programas.

Igualmente, el letrado dijo que otras infracciones al trámite administrativo cometidas contra Vaello-Madero fue que no se le dio vista administrativa, y que le enviaron los documentos en inglés.  «No le dieron una adecuada notificación de una vista», planteó.

«Todo eso está en mi escrito al Supremo… se notó que leyeron el escrito», indicó. El Interamerican Institute for Constitutional Rights no es un curso en la Inter, sino un Instituto interesado en traer las cuestiones constituciones a los tribunales federales por medio del instrumento de amigo de la corte, amicus curiae , dijo el jurista.

Del Valle Colón sostuvo que Vaello-Madero cualificaba para el SSI bajo los requisitos de discapacidad y de pobreza, pero entonces la agencia aplicó una disposición que no emana de una ley, y es que el SSI no se le puede dar a los residentes de Puerto Rico.

Explicó que los residentes de la isla no están excluidos por estatuto, sino por una reglamentación interna de la propia entidad que surgió en respuesta a “un abuso de beneficios” por parte de unos ciudadanos polacos que recibían esa ayuda en Estados Unidos se mudaron a Polonia y allí continuaron recibiendo esa ayuda. Esto se prohibió, diciendo que esa ayuda no estaba disponible si se vive en un país extranjero, y es en esa definición que los residentes de Puerto Rico quedaron fuera el SSI.

“Puerto Rico desde 1901, dijo la Corte Suprema, no es un país extranjero”, dijo Del Valle Colón. “No se nos puede tratar como un país extranjero. No lo somos”, sostuvo.

Aludiendo a la premisa planteada en el caso de que en Puerto Rico no se pagan impuestos federales, del Valle Colón dijo que eso no es cierto. “Aquí se pagan más impuestos federales que en ocho estados… yo pago impuestos federales”, comentó. Pero, mucha gente no paga impuestos federales por los pocos ingresos que pagan, como por ejemplo los ciudadanos que se hubieran beneficiado del SSI en la Isla, como Vaello-Madero, mencionó el exjuez.

Una vez la agencia administrativa fue por la vía judicial hasta el Supremo federal, el caso se fue por diversas doctrinas de derecho, vinculado a los casos insulares, la serie de casos de principios del siglo pasado a los que “hay gente que es adicta” y que expresaban conceptos como que los residentes de las islas como Filipinas y Puerto Rico “no tenían cultura”, dijo el ex juez.

“Son casos racistas… para defender un imperio que estaba por nacer y Puerto Rico es una colonia”, dijo del Valle Colón. “¿Por qué no recibimos Seguro Social Complementario? Por racismo, sencillo”, señaló.

El exjuez resaltó la importancia de la opinión del juez Neil Gorsuch, por ser el primer juez que con claridad los identifica como racista y que son “derecho podrido”.

Entiende que Vaello-Madero no era el caso adecuado para impugnar los casos insulares, pero que sí Fitisemanu v. United States, un caso elevado hace poco por un grupo de residentes de Samoa Estadounidense que directamente cuestiona los casos insulares, algo que no surgía en el resuelto sobre Puerto Rico.

El exjuez no descarta preparar un amicus curiae para este caso contra los casos insulares, y cree que los jueces Gorsuch y Sotomayor podrían obtener el apoyo de otros tres jueces para un 5-4 para revocarlos -aunque dijo que por el tono racista lo ideal es que fuera 9-0 .

Reconoció que los casos insulares son un precedente con más de un siglo de vigencia, confirmado por varios casos, pero el peso tradicional del precedente ya se está viendo fragmentado en la controversia actual de la posible revocación de Roe v. Wade, un precedente de 50 años.

Sobre la concurrencia de Gorsuch, “dijo algo importante” y es que aludió al tema de los jurados en casos civiles, algo de lo que no se habla en Puerto Rico. A nivel estatal, en la isla los juicios civiles son sin jurado, parte de la tradición civilista.