NOTICIAS

Justicia implementa nueva herramienta para prevenir feminicidios

La agencia ofreció adiestramiento especializado a los fiscales de las 13 unidades especializadas con el propósito de identificar los perfiles de asesinos en potencia y reforzar el procesamiento criminal.

El Departamento de Justicia incorporó una nueva herramienta en los protocolos de las investigaciones que realizan las unidades especializadas de Violencia Doméstica, Delitos Sexuales y Maltrato de Menores, mediante un acuerdo con el Training Institute on Strangulation Prevention (TISP). 

El secretario de Justicia, Domingo Emanuelli Hernández, informó que “este instrumento, novel en Puerto Rico y que ha resultado ser valioso en otras jurisdicciones, permitirá que los fiscales del Departamento puedan identificar los perfiles de asesinos en potencia y reforzar el procesamiento criminal de los casos, donde la víctima alegue que la han estrangulado”. 

Según el secretario de Justicia, las mujeres que experimentan estrangulamiento no fatal por parte de su pareja tienen 700 veces más probabilidades de ser víctimas de feminicidio, según estudios publicados por Johns Hopkins Center for Global Health y utilizados por el TISP. 

Elige lo que te conviene - cursos

La iniciativa surgió como parte de la búsqueda de entrenamiento especializado para los fiscales que atienden los casos de violencia de género y crímenes violentos.

Para asegurar su implementación coordinada, el titular de Justicia firmó el pasado 3 de mayo un memorando de entendimiento entre el Departamento y el TISPque pertenece a la organización Alliance for Hope International, reconocida por su larga trayectoria en Estados Unidos, fortaleciendo a sobrevivientes de violencia doméstica y adiestrando personal médico, policías, profesionales del derecho y defensores de los derechos de las víctimas de delito para el manejo adecuado de los casos de estrangulamiento no fatal. 

“Hemos adiestrado a los fiscales de todas las unidades especializadas de Violencia Doméstica, Delitos Sexuales y Maltrato de Menores y a los fiscales de distrito del Departamento de Justicia sobre un instrumento, creado y revisado por peritos forenses de distintas áreas de la investigación criminal, que se integrará a la metodología de investigación para poder obtener evidencia valiosa y pertinente que nos permita, no solamente identificar a los agresores más peligrosos y prevenir feminicidios, sino que nos ayude a identificar servicios médicos que atiendan adecuadamente las secuelas de este tipo de agresión y así brindar una orientación completa a las víctimas sobre el alcance que el estrangulamiento no fatal puede tener en su salud a corto y largo plazo”, informó la fiscal Laura Hernández Gutiérrez, directora de la Unidad de Coordinación de las Unidades Especializadas de Violencia Doméstica, Delitos Sexuales y Maltrato de Menores del Departamento de Justicia. 

“El estrangulamiento es la forma más letal de violencia doméstica y quienes lo ejecutan son los agresores más peligrosos del mundo”, afirmó Casey Gwinn, presidente y cofundador de Alliance for Hope, quien citó un estudio publicado por la doctora Nancy Glass, directora asociada de Johns Hopkings Center of Global Health, y otros académicos. 

“Según estudios recientes, es altamente probable que quien comete estrangulamiento termine provocando la muerte de la víctima, es un potencial asesino. Con este mecanismo, podremos identificarlo, procesarlo y lograr un castigo proporcional a la ofensa. También podremos educar a las víctimas sobre la situación peligrosa que enfrentan”, añadió Hernández Gutiérrez. 

“Este proyecto piloto también nos ayudará a recopilar la evidencia requerida específicamente para probar este tipo de casos y brindarle los servicios particulares que necesita cada víctima”, indicó. 

Hernández Gutiérrez desmintió algunos de los mitos que se mencionan en cuanto a los casos de estrangulamiento. Por ejemplo, “se dice que para que el estrangulamiento tenga secuelas serias tiene que dejar marcas visibles.  

Por su parte, la jefa de los fiscales expresó que están sumamente entusiasmados, pues “hasta ahora el Departamento de Justicia se había dedicado mayormente a atender el aspecto procesal con miras a la radicación o no de cargos criminales en los casos de violencia de género. Con este esfuerzo, nos involucramos en la fase de prevención y podemos ayudar a salvar vidas”. Según informó, el proyecto tendrá distintas fases y podría dar paso a la creación de política pública y legislación. 

Mediante la alianza también se proveerá adiestramiento y asistencia técnica a otros funcionarios del Departamento de Justicia, de las demás agencias involucradas en la investigación de los casos de violencia doméstica, de la rama judicial y de las organizaciones no gubernamentales. 

En estos días donde más necesitas tus recursos de investigación y monitoreo legal, haz de Microjuris tu herramienta principal. ¡Suscríbete hoy al servicio (adiestramiento incluido)!