NOTICIAS

¿Pueden las restricciones al aborto afectar la libertad religiosa?

El licenciado Carlos Chévere Lugo y la licenciada Mayte Bayolo Alonso dialogaron con Microjuris al respecto.

Por Valeria Alicea Guzmán

Luego de Florida aprobar una ley que prohíbe la mayoría de los abortos después de las 15 semanas de embarazo, el rabino Barry Silver alegó que la legislación criminaliza la práctica del judaísmo.  

Silver presentó una demanda en el Estado tras argumentar que la ley contra el aborto infringe en la libertad religiosa. Expone que el judaísmo contempla que la vida comienza con el nacimiento y que el feto es parte de la persona gestante. En caso de que el feto ponga en peligro la vida o salud de la persona embarazada, según Silver, la ley judía exige que se practique el aborto. 

Para analizar el caso, Microjuris entrevistó al licenciado Carlos Chévere Lugo y a la licenciada Mayte Bayolo Alonso.

Chévere Lugo comentó que no cree que la reclamación tenga éxito. «Generalmente las prácticas bajo la doctrina de libertad de culto usualmente parten del argumento de que se me está impidiendo hacer una práctica o que te están prohibiendo una práctica  dentro de mi doctrina religiosa y, por lo tanto, están violando mi libertad de culto», indicó.  

El abogado explicó el rabino sustenta su reclamación en que los principios del judaísmo permiten el aborto mucho más amplio dentro de lo que se está regulando. Aunque resaltó que puede ser válido el argumento, la reclamación «no procede porque la está haciendo en nombre del judaísmo pero no está reclamando a base de una situación en específico». 

«Usualmente es que se me prohíbe una acción y esa acción es la que viola la libertad de culto. Sería, por ejemplo, un caso más sólido si fuera a alguien que está embarazada o alguien en representación de una mujer embarazada dentro de esa práctica religiosa que vaya y reclame y diga: ‘Se me está prohibiendo esta acción y esto viola mi libertad de culto’», explicó. 

Asimismo, Chévere Lugo mencionó que el rabino indica que el aborto es una práctica permitida por el judaismo, “pero simplemente con argumentar eso no necesariamente se demuetra que están violando la libertad de culto”. 

«Por lo que pude leer es un judaísmo bastante progresista. Hay distintos tipos de judaísmo, unos más conservadores que no estaban de acuerdo. Hubo muchos grupos de la práctica que pidieron que rebocaran el caso del aborto, pero no todos los que practican piensan igual», advirtió.

Surgirán otras controversias

Por su parte, la licenciada Bayolo Alonso indicó que sectores han criticado que la decisión de revocar Roe v. Wade no contempla las visiones religiosas como las del judaísmo, catolicismo o metodista. «Solo contempla la visión fundamentalista religiosa cristiana»

«La primera enmienda está bien protegida en el marco constitucional. Esto significa que todas las religiones y sus prácticas van a querer proteger sus prácticas. Prácticas que incluyen el respeto a las decisiones y servicios médicos esenciales. Si estas demandas llegasen al Supremo, obligaría al tribunal a sopesar la tan protegida libertad de culto, asociación y expresión», manifestó.

Otro aspecto relacionado con la ley de Florida que restringe el derecho al aborto, según la abogada, es que prohibe que se den consejos sobre asuntos relacionados con las terminaciones de embarazos. «Hay unas religiones que están reclamando que eso viola su derecho a la libertad de expresión y limitaría, por ejemplo, los consejos que puedan dar los pastores», sostuvo.

Destacó que existen religiones respetadas y reconocidas que se oponen a limitar el derecho a decidir y las prácticas médicas que salvan vidas. «Esas religiones van a salir en defensa de sus prácticas y creencias», agregó.

También resaltó que las decisiones dependerán de «cada caso, cada Estado y basado en cada ley». «Mi proyección es que van a haber muchas demandas en búsqueda de la protección de los derechos individuales y constitucionales. Una de esas serán al amparo de la primera enmienda ya sea por libertad de culto o por libertad de expresión», afirmó.