Reubican a confinados para eliminar hacinamiento

El Departamento de Corrección y Rehabilitación realizó ayer una reubicación de aproximadamente 1,132 confinados de máxima seguridad. Con este “operativo” se cierra oficialmente una de las fases del  “Caso Morales Feliciano”.
Los confinados de máxima seguridad fueron ubicados en los Complejos de Guayama, Ponce y Bayamón  con esto se cumple con el  acuerdo entre el Gobierno de Puerto Rico y  el Tribunal Federal de ubicar en una celda sencilla a todo confinado de custodia máxima que estuviera en celda doble.
El Secretario de Corrección, Molina Rodríguez expresó que  “Luego de más de 30 años de intensa pugna y de sobre $260 millones en multas fijadas por el Tribunal Federal al Gobierno, se cierra el caso entablado por los confinados del sistema correccional, en lo relativo al hacinamiento carcelario.”
Todavía quedan por resolver otros aspectos del caso relacionados con la recreación de los confinados, su clasificación, los servicios de lavandería, sobre el uso de la fuerza en los penales y el acceso de los confinados a las cortes para apelar sus convicciones.
A %d blogueros les gusta esto: