Ley de Puerto Rico

Ponte al Día con tu Responsabilidad Patronal

Amnistía Descargar el documento:

Crea la Ley Ponte al Día con tu Responsabilidad Patronal: Plan de Incentivo para el Pago de Contribuciones, Cuotas, Cotizaciones y/o Primas Adeudadas. Establece los términos y condiciones con que los patrones deudores que deseen pagar libre de intereses, recargos y penalidades, las contribuciones, cuotas, cotizaciones y/o primas adeudadas a Hacienda, DTRH o la CSFE, excepto para aquellos patronos involucrados en delitos de naturaleza contributiva. Permite la venta de los planes de pago.

Es interés del Estado garantizarles a los ciudadanos una seguridad económica plena, acceso a los servicios de salud, oportunidad de educación, vivienda, entre otros.  Puerto Rico ha sido líder en legislación vanguardista en muchos sentidos, uno de ellos es la protección y seguridad en el empleo.

 Tan temprano como para 1935, se aprueba la “Ley del Sistema de Compensaciones por Accidentes del Trabajo”.  La Ley Núm. 45 de 18 de abril de 1935 reconoce el derecho de todo trabajador de estar protegido contra riesgos a su salud en su trabajo o empleo. Este derecho puede entenderse incluye el que se provea al trabajador de un sistema de seguridad social por lesiones en el empleo. Por tal razón, la Asamblea Legislativa reconoce el principio de que el riesgo de sufrir accidentes del trabajo es uno de tipo fundamental que necesariamente requiere acción gubernamental. Como hasta el presente, esta acción gubernamental debe estar basada en la teoría del contrato social, que consiste en el acomodo justo y equitativo de los intereses de patronos y empleados, donde ambos reciben importantes beneficios a cambio del libre ejercicio de sus derechos o prerrogativas tradicionales.  Esta misión es realizada por la Corporación del Fondo del Seguro del Estado.

 No obstante, la misión del contrato social del Gobierno no ha quedado ahí.  En esta misma área se han aprobado la Ley Núm. 428 de 15 de mayo de 1950 (Ley de Seguro Social de los Choferes y Otros Empleados), Ley Núm. 74 de 21 de junio de 1956 (Ley de Seguridad de Empleo de Puerto Rico), y la Ley Núm. 139 de 26 de junio de 1968 (Ley de Beneficio por Incapacidad Temporal).  Estas leyes han probado ser de gran beneficio, tanto para los trabajadores como para los patronos a lo largo de décadas.

A %d blogueros les gusta esto: