Firman ley para disuadir a conductores negligentes de abandonar la escena

Firman ley para disuadir a conductores negligentes de abandonar la escenaEl gobernador interino, David Bernier, convirtió en ley el Proyecto de la Cámara 1562 que enmienda la Ley de Vehículos y Tránsito de Puerto Rico para establecer penas fijas y multas a conductores que de forma negligente ocasionen un daño y abandonen la escena.

La medida define como delito menos grave, pero con pena fija de tres años de reclusión, cuando un conductor –que de forma imprudente o negligente– cause una lesión corporal que requiera hospitalización, tratamiento prolongado o genere un daño permanente o lesiones mutilantes, y se dé a la fuga. También ordena la suspensión de la licencia de conducir por un término no menor de cinco años al conductor de ser hallado responsable.

Asimismo, la nueva ley establece que, en aquellos casos en que un conductor, con menosprecio a la seguridad, ocasione la muerte de otra persona y se vaya a la fuga, incurrirá en delito grave con una pena fija de ocho años de reclusión y una multa que no excederá los $5,000. Además se le revocará la licencia de conducir por un término que nunca será menor a los cinco años.

Por último, en caso de una segunda convicción bajo las circunstancias antes mencionadas, la pena de multa no será mayor $10,000 con una pena fija de 10 años de reclusión, y se le revocará al infractor la licencia de conducir de forma permanentemente.

“Cuando el causante de un accidente se va a la fuga y no se detiene como dispone la Ley 22, no solo está violando la ley, sino que le está causando un daño a una persona, el cual no está siendo indemnizado. El Estado Libre Asociado busca promover la sana convivencia social por lo que entendemos necesario aumentar la responsabilidad de las personas que asuman una conducta negligentemente temeraria que solo demuestra irresponsabilidad y ocasiona daños a personas inocentes”, expresó Bernier al convertir la medida en ley.

A %d blogueros les gusta esto: