Jueza Ginsburg señala “disfunción” en el juicio político contra Trump

La jueza del Tribunal Supremo de los Estados Unidos, Ruth Bader Ginsburg, criticó la falta de cooperación entre demócratas y republicanos en Washington D.C. por el juicio para destitución del presidente, apuntando a que “no siempre ha sido así”. “Ahora hemos visto el alto grado de polarización en los últimos años”, dijo en su discurso Ginsburg en el evento de la Fundación LBJ el jueves 30 de enero llamado Liberty & Justice for All Award dedicado en su honor. “Sí, eso es verdad. Espero que algún día haya patriotas de ambos bandos que estén decididos a detener la disfunción que ahora estamos experimentando y que decidan que su gobierno institucional debería trabajar en beneficio de todas las personas”.
Lee el discurso completo de la jueza Ginsburg aquí
A Ginsburg, de 86 años, se le preguntó si temía cualquier otra división partidista en los Estados Unidos, a lo que respondió afirmativamente. “Ese es el temor, de que esta polarización continúe. Mi mayor esperanza es que termine. Entonces, recuerden cómo fue en el 1993, la persona que fue mi mayor defensor en el Comité Judicial del Senado no era el entonces presidente, aunque el presidente estaba ciertamente en mi esquina; fue entonces el senador [Joe] Biden”, dijo. “Pero mi mayor defensor fue Orrin Hatch [republicano] de Utah. Y, Strom Thurmond me dio un paquete de llaveros de su campaña de Strom Thurmond, que ha durado hasta el año pasado”, explicó a modo de ejemplo sobre la camaradería y respeto que debe existir en la política entre funcionarios de distintas ideologías y partidos. Thurmond, republicano, fue senador hasta su muerte en 2003.
¿Aún no estás suscrito a Microjuris? Házlo aquí¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Házlo en nuestra sección de cursos en línea
En esa línea, Ginsburg señaló que todavía existe cortesía en el Tribunal Supremo, a pesar de que los jueces tienen opiniones diferentes. “Es el lugar más colegial en el que he trabajado. Un símbolo de esto es que todos los días antes de sentarnos a escuchar casos, y todos los días antes de hablar sobre los casos, vamos por la sala de conferencias y cada juez se da la mano entre sí”, dijo. “Y esa es la forma de decir: ‘sí, ayer circulaste una opinión disidente bastante picante’… pero estamos todos juntos en esto y sabemos que la institución a la que servimos es mucho más importante que nuestros egos individuales. Por lo tanto, para que funcione, no sólo tenemos que tolerarnos sino que genuinamente apreciarnos mutuamente”.
A %d blogueros les gusta esto: