NOTICIAS

Derrotan proyecto para despenalizar la posesión simple de marihuana

A pesar de que la cantidad considerada posesión simple fue reducida, la medida no recibió los votos necesarios para ser aprobada.

Nota de la editora: ¿quieres estar al día con lo que sucede en la legislatura? Te invitamos a registrarte en nuestro boletín.

Con 19 votos a favor y 26 en contra, la Cámara de Representantes derrotó ayer, martes, el Proyecto de la Cámara 1037 que busca despenalizar la posesión simple de cinco gramos o menos de marihuana.

Aunque inicialmente proponía despenalizar la posesión simple de 14 gramos o menos de esta sustancia controlada, la medida sufrió una serie de enmiendas durante los trabajos de la sesión legislativa para lograr su aprobación, por lo que la cantidad fue reducida a cinco gramos.

La pieza legislativa, de la autoría de los representantes populares Orlando Aponte Rosario y Juan José Santiago Nieves, propone eximir a las personas consumidoras de ser sometidas a arrestos y procesos judiciales por la simple posesión de una cantidad de consumo personal de esta sustancia controlada.

“Este proyecto, a pesar de que sé que habrá algún afán para, con demagogia, cambiar cuál es el propósito real o los objetivos, lo cierto es que no busca legalizar la sustancia de cannabis. Es un proyecto que yo entiendo es bastante sencillo, y lo que hace es que sustituye la pena de cárcel por unas multas administrativas”, expresó Aponte Rosario, quien emitió un informe positivo del proyecto como presidente de la Comisión de lo Jurídico.

La pieza legislativa persigue enmendar el Artículo 404 de la Ley de Sustancias Controladas (Ley 23-1971) con el fin de imponer infracciones menos onerosas y evitar que las personas que consumen esta cantidad de marihuana sean procesadas criminalmente por el Estado.

Tampoco formarán parte del Certificado de Antecedentes Penales las personas que infrinjan este inciso.

Según las disposiciones, la primera infracción exigirá que la persona intervenida complete un curso de dos horas sobre uso y abuso de sustancias controladas, incluyendo la marihuana, ofrecido por la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA).

Cualquier sanción subsiguiente conllevará que la persona infractora pague una multa administrativa de $500 y recibirá terapia sobre rehabilitación, así como control del uso y abuso de sustancias controladas por parte de ASSMCA. Además, implicará la prestación de servicios comunitarios por un periodo no menor de 30 días.

Actualmente, la Ley de Sustancias Controladas establece que será ilegal que cualquier persona posea alguna sustancia controlada, a menos que haya sido obtenida directamente o de conformidad con la receta u orden de un profesional.