NOTICIAS

Diez grupos de derechos civiles hacen llamado al Congreso contra los Casos Insulares

La misiva va dirigida a Nancy Pelosi, saliente líder demócrata y todavía speaker de la Cámara; y los actuales líderes legislativos James E. Clyburn y Steny Hoyer.

Por Daniel Rivera Vargas

Diez grupos de derechos civiles urgieron al liderato congresional que aprueben una resolución que rechaza la doctrina racista de Casos Insulares.

Lee la carta aquí 

«Con el próximo año, marcando el 125 aniversario de la celebración formal de los Estados Unidos con colonias de ultramar, el momento de que la Cámara actúe es ahora. Por estas razones, el Congreso debería condenar la lógica racista e imperial obsoleta que sustenta los Casos Insulares y adoptar la Resolución 279 antes de que expire la (actual) sesión», reza parte de la carta de tres páginas con fecha de ayer.

Los Casos Insulares son opiniones del Tribunal Supremo de Estados Unidos de principios del siglo pasado que legalizaron el trato diferente a territorios como Puerto Rico de otros estados, esto con expresiones consideradas como racistas y actualmente rechazadas por amplios sectores, incluyendo voces en el propio Supremo federal.

La misiva va dirigida a Nancy Pelosi, saliente líder demócrata y todavía speaker de la Cámara; y los actuales líderes legislativos James E. Clyburn y Steny Hoyer.

Se indicó que la medida tiene el apoyo de los actuales presidentes de la Comisión de lo Jurídico, Jerrold Nadler, y de Recursos Naturales, Raúl M. Grijalva, así como congresistas en diversos lados del espectro político dominante estadounidense, como la republicana comisionada residente Jenniffer González, y el demócrata por Guam, Michael F.Q. San Nicholas.

La carta plantea que está ampliamente aceptado que los Casos Insulares representan preocupaciones de una era «racialmente imperialista» en contra de extender protecciones constitucionales a gente de color, en una época donde figuras prominentes de los dos partidos en el Congreso opuestos que se le dieran todos los beneficios de la constitución a residentes de las islas, con el Tribunal Supremo federal describiéndolos como «tribus salvajes» y de «raza incivilizada».

Las organizaciones firmantes de la carta son la Unión Americana de Libertades Civiles, Ayuda Legal Puerto Rico, el Centro Brenna por la Justicia, Demos, Equally American, Hispanic Federation, Lambda Legal, LatinoJusticePRLDEF, el comité de Abogados pro Derechos Civiles bajo la Ley, y el comité de abogados de Washington pro derechos civiles y asuntos urbanos.

«Los Casos Insulares aún impiden que millones de personas que viven en territorios estadounidenses y bajo control de Estados Unidos, que son abrumadoramente personas negras, accedan a ciertos derechos constitucionales y protecciones que deberían garantizarse. El Congreso debe actuar rápidamente para condenar estos casos racistas y anticuados y presionar a la Corte Suprema para que anule los casos insulares de una vez por todas», dijo Alejandro Ortiz, abogado principal del Programa de Justicia Racial de la ACLU.

«Con el Tribunal Supremo de los Estados Unidos recientemente esquivando dos oportunidades para anular los Casos Insulares, es más importante que nunca que la Cámara deje claro que los Casos Insulares racistas y el marco colonial que establecieron no deberían tener parte en los Estados Unidos hoy»,  dijo Neil Weare, Presidente y fundador de Equally American.

«El próximo año marca el 125 aniversario de la adquisición de colonias formales de ultramar por parte de los Estados Unidos.  Así que el momento de actuar es ahora. Este es un asunto pendiente que la Cámara debería aprobar antes de que los miembros del Congreso se vayan al receso de las festividades».