NOTICIAS

Radicado el Puerto Rico Interstate Commerce Improvement Act 2013 para eximir a Puerto Rico de requisitos de la Ley Jones

Radicado el Puerto Rico Interstate Commerce Improvement Act para eximir a Puerto Rico de requisitos de la Ley JonesEl Comisionado Residente en Washington, Pedro Pierluisi, radicó a finales de junio el Puerto Rico Interstate Commerce Improvement Act of 2013, que busca enmendar las leyes de cabotaje con el fin de incrementar el número de embarcaciones que pueden transportar fuentes de energía, productos agrícolas y otra carga a granel entre los puertos de Puerto Rico y otros puertos de los Estados Unidos.

La legislación se basa en los hallazgos de la investigación realizada por la Contraloría General de Estados Unidos (GAO, en inglés), la cual fue solicitada por el Comisionado Residente y cuyos resultados fueron publicados el pasado marzo en el informe titulado Puerto Rico: características del comercio marítimo y los posibles efectos de modificar la Ley Jones.

“El informe del GAO indica que no hay suficientes embarcaciones que cumplen con los requisitos del Jones Act para transportar fuentes de energía, materiales agrícolas y otros productos de carga a granel para atender debidamente las necesidades económicas actuales y futuras de Puerto Rico. Por lo tanto, nuestra preocupación de que el Jones Act afecta el comercio marítimo de Puerto Rico está bien fundamentada. Esto le hace daño a negocios y consumidores tanto en los 50 estados como en el territorio de Puerto Rico”, expresó Pierluisi.

Actualmente, la Ley Jones requiere que la transportación de carga entre puertos en los Estados Unidos sea exclusivamente en embarcaciones de bandera estadounidense, construidas en astilleros estadounidenses y con una tripulación principalmente estadounidense.

El proyecto de ley busca enmendar la Sección 27 para que la misma permita que embarcaciones construidas fuera de los estados puedan transportar carga a granel entre Puerto Rico y los Estados Unidos. Estas embarcaciones tendrán que cumplir con todos los estándares de seguridad establecidos por la Guardia Costanera de los Estados Unidos.

“En efecto, mi proyecto provee flexibilidad en el requisito de la Ley Jones que causa más dificultades: el que las embarcaciones sean construidas en los Estados Unidos. La legislación permite que las embarcaciones que transportan carga a granel, productos como el petróleo, gas natural y otros combustibles, incluyendo productos agrícolas como fertilizantes, granos y alimento de ganado, puedan ser construidas fuera de los estados. La meta es que Puerto Rico pueda adquirir estos productos de una manera más eficiente y económica de sus proveedores en los Estados Unidos en vez de tener que comprarlos de países extranjeros. Esto ayudaría a bajar los precios para los consumidores y los costos de los agricultores en Puerto Rico”, indicó el Comisionado Residente.

La legislación de Pierluisi enfatiza la importancia de aumentar las opciones para transportar combustibles a la Isla. Los datos del GAO señalan que no hay suficientes embarcaciones disponibles que cumplan con los requisitos del Jones Act para transportar productos petroleros de los estados a Puerto Rico. Por lo tanto, las compañías en Puerto Rico están importándolos de países extranjeros, como Venezuela, en vez de las refinerías en los Estados Unidos.

Además, el Comisionado Residente explicó que recientemente Estados Unidos se convirtió en la nación que produce más gas natural en el mundo. Sin embargo, Puerto Rico genera la mayoría de su electricidad quemando petróleo importado del extranjero, el cual es más caro y causa más daño ambiental que el gas natural.

“Por la dependencia excesiva de Puerto Rico en el petróleo, las familias y los negocios en la Isla pagan más del doble del costo promedio de la electricidad en los estados. Estos gastos afectan los presupuestos de nuestras familias y son regularmente señalados como el problema más significativo que enfrentan los negocios actuales y los que consideran establecerse en la Isla”, dijo Pierluisi.

“Presenté legislación que permitirá que embarcaciones construidas en el extranjero puedan transportar gas natural y otros combustibles de los estados a Puerto Rico. Esto beneficiará a los estados, quienes tendrán acceso a un nuevo mercado importante dentro de los Estados Unidos y podrán fortalecer a sus economías locales. Además, provee un beneficio directo a los consumidores puertorriqueños, quienes por fin verán un alivio sustancial en sus facturas de la luz”, añadió.

A %d blogueros les gusta esto: