NOTICIAS

Crece la decepción por postura del DOJ sobre los casos insulares

Sherry Levin Wallach, presidenta del Colegio de Abogados del Estado de Nueva York y Lourdes M. Rosado, presidenta y consejera general de LatinoJustice PRLDEF, conversaron con Microjuris sobre este tema.

Nota de la editora: ¿quieres estar al día con lo que sucede en los tribunales de Puerto Rico? Te invitamos a registrarte en nuestro boletín.

Por Daniel Rivera Vargas

Diversos grupos de abogados y abogadas de Estados Unidos se expresaron decepcionados con la posición del Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ, por sus siglas en inglés) en el tema de casos insulares.

DOJ dice que no es necesario evaluar casos insulares en nuevo pleito ante el Supremo federal

El DOJ se opuso a que el Tribunal Supremo de Estados Unidos expidiera un certiorari en el caso Fitisemanu, donde un grupo de ciudadanos de American Samoa pide la revocación de los casos insulares como parte de su reclamo de que se les conceda ciudadanía estadounidense de nacimiento.

La agencia federal dijo que no hace falta entrar en los casos insulares para resolver que no debe aplicar la ciudadanía por nacimiento a los residentes de esos territorios.

Para Sherry Levin Wallach, presidenta del Colegio de Abogados del Estado de Nueva York, el caso Fitisemanu le daba una oportunidad al gobierno federal de oponerse a una jurisprudencia de origen racista.

“El Colegio de Abogados del Estado de Nueva York está decepcionado porque el informe del Departamento de Justicia en Fitisemanu v. Estados Unidos no tomó la posición de que los Casos Insulares, decisiones racistas de la Corte Suprema que niegan la ciudadanía por derecho de nacimiento a los residentes de los territorios de los EE. UU., sean anuladas. Estos casos se han mantenido durante más de un siglo y son la base para tratar a aproximadamente 3.5 millones de residentes que viven en los territorios de los EE. UU. como ciudadanos de segunda clase”, dijo la presidenta.

De otra parte, Lourdes M. Rosado, presidenta y consejera general de LatinoJustice PRLDEF, expresó que lo que queda es que el Tribunal Supremo de Estados Unidos escuche las voces de dos de sus integrantes, Neil Gorsuch y Sonia Sotomayor, quienes se han expresado ambos en contra de estos casos.

En Vaello Madero, el caso que negó a los puertorriqueños acceso al Seguro Social Complementario (SSI, por sus siglas en inglés), tanto Sotomayor, considerada del ala liberal del Supremo federal, como Gorsuch, identificado con el sector conservador del alto foro, se expresaron opuestos a los casos insulares.

«La Administración Biden-Harris debería haber asumido los casos insulares arcaicos y ofensivos que se han utilizado para apuntalar el status quo colonial en los territorios de los Estados Unidos, en lugar de eludir el tema en su respuesta a la petición sobre este caso, y dejar que este precedente de odio se mantenga», dijo Rosado.

«Esperamos que la Corte Suprema siga el ejemplo del juez Sotomayor y el juez Gorsuch para finalmente pasar la página de los casos insulares y las nociones desacreditadas de supremacía blanca en las que se basaron», agregó Rosado.