Alcalde de Río Grande culpable por soborno y obstrucción a la justicia

Alcalde de Río Grande culpable por soborno y obstrucción a la justicia

Foto: Asociación de Alcaldes de Puerto Rico

El ex alcalde del pueblo de Río Grande Eduard Rivera-Correa, se declaró culpable esta semana por solicitar y recibir aproximadamente 39,000 dólares en sobornos de parte de un contratista al que se le garantizaron tres contratos de construcción e inspección con el municipio de Río Grande. La información fue compartida durante la tarde del viernes por medio de un comunicado del Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

De acuerdo al acuerdo de transacción que firmó Rivera-Correa, el ex alcalde en el 2010 le pidió al contratista que realizara pagos de forma regular y a cambio este le otorgaría tres contratos de inspección e inspección que entre todos sumaban la cantidad de $329,000 dólares. Luego de que se otorgaran los contratos y mientras los pagos eran desembolsados por el municipio, el contratista entregó en la oficina del ex alcalde, varios sobres que contenían aproximadamente 39,000 dólares en efectivo, colocándolos en su escritorio.

Rivera-Correa se declaró culpable frente al juez Marcos E. López de un cargo de soborno. Este fue arrestado el pasado 10 de julio de 2014 y fue acusado por un gran jurado federal. En el acuerdo, Rivera-Correa también admitió haber obstruido la justicia al amenazar al contratista que pagó los sobornos. En conversaciones grabadas durante el 2012, Rivera-Correa intentó intimidar al contratista para disuadirlo de que cooperara con las autoridades.

El caso fue investigado por el FBI y fue presentado por el abogado Charles R. Walsh de la División de Integridad Pública, así como el jefe penal José Ruíz del distrito de Puerto Rico. La Oficina de Ética Gubernamental cooperó en la investigación.

A %d blogueros les gusta esto: