Amazon comenzará a cobrar impuesto sobre ventas a partir de abril

La compañía Amazon anunció que comenzará a cobrar impuestos sobre venta requeridos por varios a estados, a residentes  que compren a través de su plataforma. El aviso original fue hecho a principios de año cuando Amazon publicó la lista de jurisdicciones sobre las cuales cobrará el impuesto sobre ventas. A partir de abril se unirán a dicha lista Hawái, Idaho, Maine y Nuevo México.

Según un artículo publicado en CNBC el gobernador de Wyoming aplaudió la iniciativa puesto que los comercios del estado se están viendo afectados por la ventaja que supone comprar en Amazon sin el correspondiente impuesto. Según el artículo, el cobro por parte de Amazon de los correspondientes impuestos procede ya que en el caso Quill Corp v. North Dakota, 504 U.S. 298 (1992), el Tribunal Supremo de los Estados Unidos determino que no podía requerirle el cobro de impuestos a tiendas que no tuviera presencia en el estado en que residía el comprador. En el caso de Amazon, dicha regla parece aplicarle irremediablemente por la apertura de almacenes, oficinas y otras facilidades en un sinnúmero de estados.

No obstante, según Richard Auxier, del Tax Policy Center, aún cuando Amazon no cobre el impuesto correspondiente a determinado estado, eso no quiere decir que la persona que haga la compra no deba impuestos. El problema está en quién los cobra, señaló. En el caso de Puerto Rico, aquellas personas que hagan compras a través de Internet deben completar la Declaración de Importación para No Comerciantes (Modelo SC 2970).

Según el artículo, la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales calcula que los estados perdieron 23,300 millones de dólares en ingresos en 2012 debido a su incapacidad para cobrar impuestos de ventas de compras en línea.

En Puerto Rico, el Secretario del Departamento de Hacienda Raúl Maldonado, anunció el mes pasado que el cobro de impuesto sobre ventas comenzaría a partir del mes de marzo y sería retroactivo. Además anunció el comienzo de una auditoría para detectar los mecanismos que han utilizado comerciantes par no pagar el impuesto. Específicamente, el funcionario explicó que irán tras aquellos comerciantes registrados o no registrados que utilizan plataformas de Internet para comprar mercancía en grandes cantidades y no remiten el IVU a Hacienda. La auditoría también investigará aquellas compañías que tienen alguna filial u oficina en la isla, pero no cobran las transacciones realizadas por Internet.

 

A %d blogueros les gusta esto: