NOTICIAS

7 factores que debes considerar si deseas abrir una oficina legal

La licenciada Gilmarie Colón Ralat comparte algunos consejos para las personas recién graduadas en Derecho que consideran emprender en la práctica privada.

Por Valeria Alicea Guzmán

Ante la posibilidad de desarrollar una oficina propia, es necesario resaltar los factores y retos que pueden influir en el proceso.

Cómo emprender tu práctica legal

Para la licenciada Gilmarie Colón Ralat, poder manejar su tiempo y una mayor flexibilidad fue lo que le motivó a emprender en la práctica privada. Sin embargo, reconoció que es una decisión que conlleva tiempo, dedicación y paciencia.

“Aunque llevaba ya como un año contemplando la idea de abrir mi propia práctica y comenzar a trabajar uno que otro caso por mi cuenta, la decisión vino cuando el bufete donde trabajaba cerró debido al fallecimiento de su fundador”, contó en entrevista con Microjuris.

Entre los retos que enfrentó, la fundadora de Asisto PR, LLC resaltó la organización y navegar por los requisitos contributivos y laborales.

“En mi caso, conté con una asistente que me dio el apoyo completo en manejo de casos y de la oficina. Abrir una oficina trae muchos pasos a seguir que a veces uno ni se imagina que son necesarios, más si tienes empleados”, explicó.

Por lo tanto, te compartimos algunos factores que, según la licenciada, se deben tener en cuenta si consideras emprender en la práctica privada.

un verano sin IN RE - CURSOS MICROJURIS

Aprender sobre administración de empresas

Tomar cursos de administración de empresas y manejo de finanzas te ayudará a dominar y atender los asuntos gerenciales y financieros de la oficina. En el caso de las y los estudiantes de Derecho, pueden aprovechar su paso por la escuela y matricularse en cursos relacionados con estas materias.

Estudiar el mercado y demanda en el área de práctica que desea ejercer

Consultar con abogados establecidos en el área de práctica deseada puede ayudar a conocer las dinámicas que predominan en la profesión. Además, al estudiar el mercado, se debe realizar un análisis sobre la viabilidad y sustentabilidad de la oficina.

Considerar si deseas emprender sola o solo, o con otras abogadas y abogados

Es necesario identificar si es costo efectivo ejercer en el área de práctica deseada y la capacidad para ofrecer el servicio.

Conocer el presupuesto y los gastos

Abrir una oficina conlleva gastos de patentes, permisos de uso, fondo, CRIM y otras obligaciones que se pagan anual o trimestral. También se debe cumplir con el pago de contribuciones estatales y federales y los gastos corrientes.

Asimismo, es importante llevar nómina y un profit and loss para poder ver en qué se está gastando y si la operación es costo efectivo.

Organización para saber cómo manejar los casos y todo lo administrativo de la oficina

Trabajar el calendario de vistas, reuniones con clientes y el tiempo que requiere hacer el trabajo de escritorio por caso es superimportante. Los términos en el tribunal son tu peor enemigo si no llevas una organización al pie de la letra.

Ser disciplinada o disciplinado

Trabajar por cuenta propia tiene como ventaja la flexibilidad en el horario, pero requiere que seas muy disciplinado en el tiempo que le estás dedicando a tu trabajo.

Un buen contable

Un contable que te ayude con todo lo contributivo desde el inicio es indispensable. Es la persona que debes llevar mano a mano para conocer los ingresos que tienes que reportar y los gastos que necesitas deducir. Esto se debe llevar durante el año contributivo para evitar estar a última hora buscando información. Un buen contable puede contribuir al éxito de tu negocio.

¿Te interesó esta noticia? Considera una suscripción a Microjuris.