NOTICIAS

Junta de Supervisión Fiscal no autoriza otorgar el bono especial a más empleados públicos

La opción que ofrece la Junta de Supervisión Fiscal para considerar es usar dinero de fondos federales como el American Rescue Plan.

Por Daniel Rivera Vargas

La Junta de Supervisión Fiscal (JSF) no autorizó este fin de semana el pedido del gobierno de Puerto Rico para entregarle a nuevos empleados públicos parte del bono de superávit entregado recientemente a otros funcionarios, a menos que se identifiquen como se va a pagar.

Lee la misiva aquí 

Mediante carta a finales de mes del director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (AAFAF) y secretario de la gobernación,Omar Marrero, la agencia había solicitado que se le pagará $2,954 a los empleados de dependencias que no habían recibido este incentivo previamente, para lo que sería necesario $60 millones adicionales.

»La carta no proponía o identifica la fuente para el potencial financiamiento de este costo incremental», reza la misiva de la Junta, firmada por el presidente del organismo, el profesor David Skeel.

En la misiva se elabora que el bono ya pagado se pagaría a entidades dentro del Plan Fiscal del Estado Libre Asociado y que esto había sido previamente discutido con AAFAF, un paso que del ente fiscal describe como consistente con el plan fiscal.

«Como usted sabe, el gobierno ya ha distribuido el excedente de este año», reza la carta.

En todo caso, si la Junta fuera a considerar conceder este bono a estos empleados adicionales, el gobierno debería identificar el financiamiento de esas entidades y «considerando la falta de fondos disponibles en muchas de esas entidades… a la JSF le preocupa el impacto que esta solicitud pudiera tener».

La opción que ofrece la Junta de Supervisión Fiscal para considerar es usar dinero de fondos federales como el American Rescue Plan.

El gobierno pagó el mes pasado bonos de entre que fluctúa entre $2,954 y $11,360 (estos últimos si eran miembros de Servidores Públicos Unidos, por su apoyo inicial al proceso de negociación), dejando afuera a empleados públicos de diversas áreas, como los de las corporaciones públicas.