NOTICIAS

Tribunal Supremo de Carolina del Sur anula restricción estatal del aborto

Determinaron que la prohibición del aborto luego de las seis semanas viola la constitución del estado.

Nota de la editora: ¿quieres estar al día con lo que sucede en los tribunales de Puerto Rico? Te invitamos a registrarte en nuestro boletín.

El Tribunal Supremo de Carolina del Sur determinó que la «Ley de latido cardíaco fetal y protección contra el aborto» viola el derecho constitucional a la intimidad, garantizado en el artículo I, sección 10 de la Constitución de Carolina del Sur.

La ley prohibía abortar en Carolina del Sur después de unas seis semanas de gestación.

Lee la determinación aquí.

El tribunal estatal sostuvo que la decisión de interrumpir un embarazo se basa en las consideraciones más personales y privadas imaginables, e implica el derecho a la intimidad.

La corte reconoció que el derecho a la intimidad no es absoluto y debe sopesarse con el interés del Estado, pero señaló que la ley estatal limita severamente y —en muchos casos— excluye por completo el aborto. De acuerdo con la determinación, la ley establece una restricción irrazonable del derecho a la intimidad y, por lo tanto, fue declara inconstitucional.

«Es incuestionable que el estado tiene autoridad para limitar el derecho a la intimidad que protege a la mujer de la injerencia del Estado en su decisión, pero cualquier limitación de este tipo debe ser razonable y debe tener sentido en cuanto a que los plazos impuestos deben dar a la mujer tiempo suficiente para determinar que está embarazada y tomar medidas razonables para interrumpir ese embarazo. Seis semanas no es, sencillamente, un período de tiempo razonable para que ocurran estas dos cosas y, por lo tanto, la ley viola la prohibición de nuestra Constitución estatal contra las invasiones irrazonables de la intimidad», concluyó la corte.

Luego de revocar a Roe

La determinación del Tribunal Supremo de Carolina del Sur se da luego que el Tribunal Supremo de Estados Unidos (Scotus, en inglés) sostuvo en el caso Dobbs v. Jackson que la Constitución de Estados Unidos no confiere el derecho al aborto.

En el proceso, el Tribunal Supremo de Estados Unidos revocó los casos Roe v. Wade y Planned Parenthood v. Casey y estableció que la autoridad para reglamentar el aborto «se devuelve al pueblo y a sus representantes elegidos».

«Dado que un aborto no es un derecho constitucional [federal] fundamental, se deduce que los estados pueden regular el aborto por razones legítimas, y cuando tales regulaciones se cuestionan en virtud de la Constitución, los tribunales no pueden sustituir el juicio de los órganos legislativos por sus creencias sociales y económicas», sostuvo el Tribunal Supremo de Estados Unidos en Dobbs v. Jackson.

La determinación del Tribunal Supremo de Carolina del Sur no sustituyó «el juicio de los órganos legislativos por sus creencias sociales y económicas». En cambio, destacó que «la Asamblea Legislativa tiene plena autoridad para legislar». Sin embargo, la Asamblea Legislativa del estado «no puede violar, implícita o explícitamente, la Constitución de Carolina del Sur».

A diferencia de la Constitución de los Estados Unidos y de las constituciones de la mayoría de los estados, la Constitución de Carolina del Sur incluye una referencia específica al derecho de los ciudadanos a la intimidad.

En Puerto Rico, el aborto es legal

Tras la determinación de Scotus en Dobbs v. Jackson, la licenciada Linette Sánchez Quiñones afirmó a Microjuris que es importante recalcar que el aborto en Puerto Rico es legal.

“Los profesionales de la salud están autorizados a realizar procedimientos médicos relacionados a abortos y terminaciones de embarazo deben saber que es legal si se fundamenta por razones de salud físicas y/o mentales en el consentimiento informado por escrito y firmado por la paciente”, expresó la abogada, en entrevista con Microjuris.

Lea más aquí.